Hace un par de meses estaba sentado con Dominique Barkhausen, Hamid Yaryura y Luis Mejía –ella de Vita Healthy and Fit y ellos de Body Ignition–, hablando de todas las locuras que nos suceden en el día a día como cabezas de empresa, contando cómo nos metimos a tan corta edad en proyectos tan demandantes. Ahí nos preguntamos: ¿Y si hacemos un evento en donde invitemos gente como nosotros, jóvenes emprendedores en nichos distintos, para que cuenten su historia de emprendedurismo y sus lecciones aprendidas?  Involucré a Rochelle Vicente, mi ángel guardián/mujer de los poderes/Robin de mi Batman, y le fuimos sacando forma al proyecto. De ahí nació Start Young, una conferencia con 17 expositores dominicanos que, como el nombre lo indica, empezaron jóvenes en sus negocios.

10-19CataStartYoung-74

Yo, por ejemplo, tendré una charla llamada La verdad sobre la imagen: voy a hablarles de las metidas de pata que he dado en estos seis años de lucha, amanecidas y dolores de cabeza, tomando esos errores no como una excusa para quedarme estancado o arrepentido, sino como un aprendizaje. Les contaré, con toda la honestidad posible, cómo tuve la revelación de que no lo sé todo –lo sé, debe ser un shock grande para ustedes también– y algo que seguramente interesará a quienes están comenzando en el medio: cómo manejar nuestra imagen como marca personal.

Ojo: con esto no quiero venderles que soy el nuevo Mark Zuckerberg, y mucho menos que ahora estaré dando charlas sobre el emprendedurismo –si sigo inventando, un día el cerebro se me va a fundir… aunque si no estoy inventando, entonces también se me funde; mi vida es cantarme y llorarme el mismo merengue–.

Aquí les comparto el listado de los 16 expositores que me estarán acompañando este sábado 31 de octubre en el quinto piso de Blue Mall, a partir de las 8:30 a.m. Les garantizo que saldrán con consejos e inspiración para perseguir sus sueños y, lo más importante, seguro saldrán contagiados de la pasión que tenemos por lo que hacemos.

[1] Yazmin Yeara. La Hippie Nerd fue una de las pioneras con un blog de moda en el país. Al saber que el derecho no era lo suyo, se fue a Milán a estudiar manejo de moda y de paso se enamoró del estilo callejero de las milanesas –de ahí nació su blog–. Lo que empezó como un hobbie hoy dio paso a colaboraciones con marcas y una tienda online, y a una fuente de ingresos constante.

[2] Freddy Jana. Este publicista es un verdadero ejemplo que de se puede ser emprendedor aun siendo empleado. Al conversar con este director creativo terminas fascinado por su amor por las ideas… y también fascinado por el menú de Gallo Pinto, el restaurante que creó junto a su esposa.

10-19CataStartYoung-39

[3] Pamela Sued. Yo creo que esta presentadora de TV si no te pega la energía, te la manda como un misil directo al cerebro. Siempre recuerdo el día que ganó Miss Comunicación en Miss República Dominicana, para salir premiada con una pasantía con nada más y nada menos que don Freddy Beras Goico. Ella demostró que la suerte existe, pero que si no te fajas te dura bien poco.

[4] Giovanni Bonarelli. Cuando conoces a alguien como Giovanni, a quien le pasan cien ideas por minuto en la cabeza, te dices «No estoy solo en el mundo». Un emprendedor apasionado por la calidad, pero sobre todo por la innovación, Bonarelli no tiene miedo a decir lo que piensa, ni a tratar de hacer realidad lo que entiende que puede funcionar –yo soy testigo de que todos los proyectos que hemos trabajado juntos han funcionado de forma excelente–.

[5] Dominique Barkhausen. Atento a estar preparando jugos en su casa y meterlos en botellitas bonitas, ha creado un imperio: el de Vita Healthy & Fit. Te juntas con ella dos minutos y te das cuenta de que anda a la velocidad de la luz, pero siempre clara de lo que quiere y hacia dónde va.

[6] Alejandro Núñez Frómeta. Mi experiencia personal con este gran artista del lente es que transmite mucha paz, nunca te pone un «pero»  y siempre está dispuesto a ayudarte. Se nota que la fotografía es gran parte del amor de su vida, porque más que un trabajo ve a su empresa, Entretenimiento Visual, como una extensión de sí mismo.

[7] Arleen Rivera. Recuerdo el esmero con el que Arleen, la cabeza de Ambrosía, conceptualizaba sus mesas de dulces: para mí, eso era arte. Aprendí de ella que lo más importante en un negocio es poder reinventarse, y que para sus clientes, esa seguridad que transmite y la calidad de su oferta es algo que no tiene precio.

[8] Marcelle Namnum. ¿A ustedes les ha tocado estar con gente que de solo verlas les dan un corrientazo de energía? Eso me pasó la primera vez que entré a Caperucita Rosa, la boutique de flores preservadas de Marcelle: vi una mujer preocupada por cada detalle de su tienda, pero que a la vez lo cogía con un humor y una picardía que parecía que pronto iría a subirse a una tarima de Punto Final –los que no saben que es eso, gugléenlo y aprendan un poco de los 90 en este país, que no todo en la vida es Netflix–.

[9] Oriett Domenech. Lo mío con Oriett fue amor a primera vista: cuando ambos estábamos iniciando nuestras respectivas carreras, me enamoré tanto de su proyecto de moda que le dije que quería trabajarle las relaciones públicas de su marca, y desde ese momento es una cliente preciada tanto profesionalmente como personalmente. Ella me ha inspirado a siempre ver los problemas como oportunidades, y a través de una gran paciencia, una inagotable diligencia y un talento enorme ha logrado vestir a to’ esas mujeres de lo paíse.

[10] Hamid Yaryura y Luis Mejía. Los dos propietarios de Body Ignition se complementan: Luis es quien piensa que todo tiene que estar perfecto, pero Hamid es quien dice que aparte de perfecto, tiene que pasar. Le doy el crédito a Hamid de ser el único que ha logrado que me levante a las seis de la mañana durante todo un año para levantar pesas, aun de mal humor.

[11] Luis Eduardo Rosario. El propietario de Paló comenzó vendiendo sus creaciones a los 13 años, o sea que este joven veterano tiene casi 20 años de carrera. Su nombre es hoy sinónimo de creatividad, diseño único y, sobre todo, calidad.

[12] Ernesto Geara y Luis Eduardo Sánchez. El segundo cliente de Canvas, la agencia de redes sociales que formaron Ernesto y Luis Eduardo, fue Maeno&Co. Siempre recuerdo cómo entre sangrías en Tapatí –su primer cliente–, me hicieron la presentación de la importancia de las redes para un negocio, y cómo innovar en ellas. Los escuché, me bebí otra sangría y de inmediato aprobé.

[13] Gente de la Isla. Con Coral De Camps comparto algo que es vital para la vida de cualquier ser humano: el café. Ella y su esposo decidieron entregarse a un producto que para muchos estaba monopolizado en nuestro país. Sin embargo, buscaron un nicho, empacaron un producto artesanal de forma exquisita y ahí están, subiendo como un café de greca.

[14] Ysabela Molini. Desde que conocí a la propietaria de Casa Alfarera Santo Domingo comencé a envidiar su tranquilidad y su paz –imagínense, yo en constante acelere, y esa muchacha en su centro sin que nadie la saque de ahí–. Cuando vi su trabajo de cerámica quedé enamorado, pero cuando vi el trabajazo que pasa para poder llevarlo a cabo, casi que le estoy haciendo un altar para prenderle velas todos los domingos.

[15] Ramón Emilio Jiménez. Puede que esto sea un conflicto de intereses, pero cuando el talento es genuino, cuando alguien trabaja más de 24 horas al día en lo que le apasiona y se lucha por una idea, todo eso se define con una palabra: Arquimilio. En tan solo dos años este arquitecto logró cautivar a todo el que visitó el restaurante Laurel, un ejemplo que de un trabajo bien conceptualizado y preciosamente ejecutado es la mejor estrategia de relaciones públicas que se puede tener.

[16] Gian Luis Pereyra. El co-creador de Kikaboni y yo somos fanáticos de The Lion King… quizá él un poco más que yo, porque él firma todos sus e-mails con «Hakuna matata». Yo estoy tratando de aplicar esa lección a mi vida… cuando vean su charla, entenderán a qué me refiero.

¿Les interesa conocer esas historias en primera persona, y todas las lecciones que hemos aprendido? Entonces pueden comprar sus entradas para Start Young por RD$3,800 para público general y RD$2,500 para estudiantes en Maeno&Co, The Vita Place y Body Ignition.

17 lecciones el 31

Categoría: ¿Quién me mandó a meterme en esto?
120989 vistas