A menudo en Maeno&Co nos encontramos con este escenario: una marca de un lado, interesada en contratar a un difusor digital para una campaña puntual; un influenciador del otro, interesado en trabajar con compañías que vayan acorde con su marca personal. La marca contrata al difusor para un evento o un posteo puntual, y hasta ahí llega el contrato.

Sin embargo, he visto una y otra vez cómo esas empresas demandan al influenciador la total exclusividad de categoría, para así considerar contratarles una segunda vez en el futuro.

El problema está en que un post en Instagram no es un acuerdo de exclusividad. No se vale decirle “pirata” a un influenciador que un día trabaja con usted y otro con la competencia. Yo le recomiendo a esas marcas pensar en ese contrato en singular lo mismo que comprar una página completa en un medio impreso: si bien usted puede exigir que no le pongan al lado la competencia directa, bajo ninguna circunstancia la revista o periódico está en la obligación de no venderle jamás ni nunca una página a otra empresa en su misma categoría.

Sé lo que me van a decir. “Ah, ¿y cómo yo le creo a un influenciador que un día usa una marca de carro y otro día usa otra?” Bueno, de la misma forma que en 2010 usted se compró una marca de carro y en 2015 se compró otra.

Sé lo que me van a responder. “Ah, pero eso diluye la esencia de la marca personal del influenciador”. Sí, ahí les doy la razón: en una situación ideal, una marca contrataría a un difusor para ser un embajador digital a largo plazo, asegurándose que el producto o servicio se convierta parte de las interacciones orgánicas de ese influenciador, y el top of mind salga beneficiado. Sin embargo, eso no lo hacen todas las marcas: algunas tienen la necesidad de amplificar su mensaje en targets distintos, mientras que otras solo necesitan difusión en un momento puntual o no cuentan con el presupuesto para pagar un contrato de exclusividad de al menos un año.

Por eso, creo que la roncha que causa la demanda de exclusividad se puede solucionar del mismo modo que se soluciona en los medios impresos: las marcas pueden solicitar a sus difusores contratados para campañas puntuales una “colcha” de protección de al menos un mes —dígase, comprar la exclusividad en categoría por ese tiempo—. Sin embargo, si las analíticas muestran que un difusor de los tantos contratados tiene un nivel de efectividad alto, lo más prudente es hacer la inversión de contratarle como embajador y entonces crear campañas puntuales directamente para él o ella. De hecho, los influenciadores más eficientes ya no aceptan contratos por un solo post o una campaña aislada. Así sí se forma una relación ganar-ganar: gana la marca porque ha contratado una voz efectiva, y gana el difusor porque puede construir una reputación confiable dentro de esa categoría.

¿Y qué pasa si usted llega a firmar un contrato de exclusividad con un difusor? Entonces lo importante es lograr que las interacciones que tiene con su producto o su servicio sean orgánicas e integradas en su estilo de vida —nada de hacer posteos a la mala que no van con la línea de esa persona, solo porque usted tiene una campaña—. Y claro, para ese tipo de estrategia puntual y personalizada *tosecita tosecita* estamos equipos como el de Maeno&Co. ¿Vieron qué orgánico e integrado me quedó?

Un post en Instagram no es un acuerdo de exclusividad

Categoría: Maenadas
2
2452 vistas

2 comments

  • Magnifique! —con acento francés y todo— Justamente este tema de la exclusividad y el uso de influencer marketing estaba discutiendo en el fin de semana. Y con esta #maenada das en el clavo y respondes a todo: «cosecha de resultados por un largo tiempo, conlleva inversión a largo plazo. No intermitente.»

    ¡Bravo una vez más Maeno!

  • Ahora mira este caso: una marca contrata un mes de cuñas radiales en vivo con un talento …. la verdad la chica lo hace muy bien … 2 Léase DOS horas después el talento hace un vídeo de instagram para la competencia … y la repuesta es usted de pago exclusividad … donde queda la credibilidad del talento? Porque fue el mismo día 😡

Comentarios cerrados