Comodidad y practicidad. Esas son las cualidades más comunes cuando quieres que te definan los tenis blancos. «Son fundamentales –más que por su comodidad– por el sentido effortless que le da a cualquier estilo», me explica por WhatsApp el estilista Joselo Franjul. Para mí tiene algo más que ver. Esta moda siempre ha estado, pero últimamente hay más hombres con los pies forrados de blanco que diciendo la palabra reinvención. Y de repente me llegó: el 2020 nos dio tan duro, que ahora tenemos que estar listos para salir corriendo –fisica o emocionalmente– de todos los limones que nos tiran, y como no podemos usar patines, ahí están los tenis.

Si vamos a los beneficios, en cuanto a estilismo, son muchos: no existe un mocasín que acaricie tu hallux como estos zapatos y ya es permitido usarlos tanto con una chaqueta, uno jeans o con los tan amados sweatpants (esos que no hemos soltado desde marzo del 2020 y yo particularmente no pienso hacerlo). Son asequibles, porque todas las marcas, ya sea la más Zara o la más Golden Goose, tienen un diseño para ti. Y Esquire nos dio la mejor razón para tener unos: «no se ensucian, porque tienes que estar distanciado dos metros de las personas». ¿A que no habían pensado en eso? Yo tampoco.

Cada día los hombres están más estilosos y no los aplauden lo suficiente. Para que las cosas se mantengan, hay que piropearlas, destacarlas y celebrarlas. Así que abrí mi feed de Instagram y me puse a buscar aquellos que tienen su estilo propio, desde el más clásico hasta el más rebelde; pero todos creativos. Les pregunté a qué le quieren salir corriendo y aquí sus respuestas. Te hago la misma pregunta a ti y no tiene que ser con tenis blancos.

[1] Luis Eduardo Sánchez y Ernesto Geara

Luis y Ernesto son los propietarios de Canvas Design & Media, una agencia de diseño gráfico y redes sociales. Ellos son el papel y la tinta de sus proyectos: Luis enamora los clientes con una carta de amor y Ernesto la diseña. Son los mejores embajadores de su marca, nada más tienen que ver sus cuentas personales de Instagram.

«Le quiero salir corriendo a los grupos de WhatsApp. No por las actualizaciones de su política de privacidad, pero por la combinación de solicitudes express, mensajes de voz de más de dos minutos y los siete mil mensajes que recibo cada vez que me separo del celular por más de una hora». Me escribe Luis Eduardo y me puedo dar cuenta, aunque no oigo el tono, que un estrellón de puerta sería el cierre perfecto para esta declaración. «Cada día la detesto más. En vez de mejorar “la comunicación”, poco a poco la ha ido desvirtuando». Aquí me imagino una explosión de su iPhone, en rebeldía por su comentario.

Ernesto parece que me tiene intervenido el cerebro y ha dicho que «hay que dejar de usar la palabra “reinventarse”. La hemos leído y escuchado mucho, la hemos puesto en práctica. ¡Hay que darle un pequeño break!». ¿Pequeño? Hay que darle un sabático.

[2] Carlos Romero

Cocinar es su mejor cardio, su gran maratón ha sido ser sous chef  del restaurante Maraca. Aunque solo tenía tres meses inaugurado cuando llegó la innombrable, este cocinero se ha encargado de mantenerse vigente y compartir por sus redes recetas fáciles y no tan fáciles (a cada rato veo una cabeza de un animal que no entiendo como lo va a cocinar, pero lo termina logrando).

Me dijo en un mensaje de voz que le quiere salir corriendo a la negatividad y a las malas vibras. Yo levanté la mano mientras lo iba escuchando. «Estoy claro que el mundo se fue para m*erda, pero ahora lo que podemos hacer es buscarle la vuelta y tratar de resolver el problema. No podemos hacer más nada que no sea tirar pa’lante».

[3] Freddy Jana

Sus ideas no necesitan calzado, solo lápiz y papel. Es el vicepresidente creativo de Ogilvy República Dominicana y responsable de campañas que mueven toda esta media isla. Él es lo máximo. Le quiere salir corriendo a todo lo que no servía del viejo normal, ¿qué será eso? «Quiero aprovechar para repensar el mundo, poder reconstruirlo conscientemente, más unido y de una forma mucho más holística y sostenible». Freddy, haz un plan y apúntame. Empecemos a recolectar firmas.

[4] Dante Luna

Su sentido del humor iguala su talento. Tiene su propia firma de arquitectura (me encanta cómo maneja sus redes) y ha demostrado ser de esos artistas que le busca la vuelta a las cosas. Fue el encargado de las decenas de remodelaciones de Ilumel y todo sin tumbar edificios, simplemente conectándolos. Creo que podemos hacer una competencia de Legos; él me ganaría.

«Le quiero salir huyendo a los delivery en vía contraria, a las guaguas, a los carros públicos». Si fuera él, yo no hablara mucho de la última, ahorita lo amenazan con fusiles. También me dijo que a los que no quieran vacunarse, a la gente mala onda (Carlos, él y yo podemos tomarnos un café) y concluyó que lo que quiere es salir huyendo en un avión. Bueno, que se ponga en fila.

[5] Gamal Haché

«Al 2020» su declaración fue muy clara y la cumplió, le salió corriendo al 2020 y no es para menos. Su área de negocios ha sido la más afectada: los conciertos y restaurantes, pero aún así sabemos que los de alante no van lejos, si los de atrás corren bien. Todos sus restaurantes siguen siendo líderes en el mercado y estoy claro que sus conciertos volverán; sus fotos con Bad Bunny lo demuestran.

En mi caso, físicamente no hay forma de salirle corriendo a nada ahora mismo (para los que no saben, me rompí la tibia y estoy en proceso de recuperación y terapia), pero sí le quiero salir corriendo a aquellos que, para sobrevivir, quieren pisar al otro. Vemos tantas personas con talento usándolo para hacer daño y criticar. Usemos nuestros pies para subir escalones sin importar quienes van delante. El que pisa con maldad, termina siempre con más lodo. Siempre.

Adidas vio mi publicación de empoderamiento lisiado y me envió unos Haiwee, que ellos califican como «amortiguación y estabilidad». Puedo decirles que han cumplido su promesa y mi único problema es que hay uno más sucio que otro.

Portada: Giordani García

¿A qué le quieres salir corriendo?

Categoría: Maenadas
1320 vistas